Reflexión, Olímpica decepción mexicana

deje su dignidad en la puerta, no la va a necesitar

El día de ayer tuve a bien bloquear a mi hermano del famoso mensajero ese de ícono verde, cortar la relación porque realmente no aporta nada bueno a mi vida, ambos podemos seguir nuestros caminos dando los pasos que creamos correctos y ya será el tiempo el que diga cuál de los dos puede ver a sus hijos a los ojos y decir “yo hice esto porque era lo correcto” y quién no, siendo honesto me sentí muy decepcionado de su actitud mediocre y sobretodo la burla para conmigo por tener un ideal firme, hoy veo, si cabe más  decepcionado, que todos los mexicanos son así (de verdad, no me incluyo en este paquete) les cuento muy rápido…



El Deporte Mexicano

Hace algunos meses nos enteramos de que el Gobierno Federal le quitó 600 MDP al presupuesto del deporte, como es normal, nos quejamos, criticamos y alzamos la voz, a pesar de algunos fanáticos que aseguraban (sin pruebas, por supuesto) que la corrupción se llevaba ese dinero y más, todos siguiendo la línea de López, esa línea de “todos son corruptos menos yo” y con la simple acusación tienen suficiente para convencerse como borregos de algo que nadie les ha probado, en fin, son un grupo de mediocres veletas que van para donde les conviene, que sumado al otro grupo; el de los apáticos, pusieron de presidente al (sin temor a equivocarme) personaje más nefasto de la política mexicana de presidente; Andrés Manuel López Obrador, que con políticas arcáicas y de hace por lo menos 40 años, quiere según él; transformar a México.

Los días pasaron y desde el primer mes, nos dimos cuenta de que ese gobierno estaba improvisando, creando problemas para después “brindar soluciones” y quedar como el rey del mambo, el que resuelve todo, de nuevo; sólo las veletas y los menos informados cayeron en sus trucos, poco a poco más gente se daba cuenta del error que habían cometido al votar para presidente a un señor que no es capaz de hacer un plan de acción productivo, siempre es crear el caos y luego “resolverlo” con parches e improvisaciones, es decir; solucionando de momento el problema que él mismo creó, pero del fondo: nada.

Le pegó a los empleados del SAT, a proyectos grandes que va a terminar pagando como siempre el pueblo de México, un innecesario tren, homenaje a su enorme ego, importándole poco a cuántas familias de mexicanos dejaba en la indefensión,  las estancias infantiles y mucho más, luego se fue contra lo que cualquier ignorante ve como poca cosa: la ciencia, el deporte, el arte y ya en el colmo de las cosas; el sector salud.

Muchos vimos con emoción cómo cada vez era menos gente apoyando su supuesta transformación y pasaba al lado de “este señor está destruyendo todo lo que con mucho esfuerzo hemos construido, para repetirlo pero ahora teniendo el control” comprando voluntades con becas y supuestos apoyos a lo que en seis años será su base de votantes, está creando una dependencia para que la gente se espante y piense “si no voto por su reelección o el candidato de su partido, adiós a mi apoyo”, sin darse cuenta de que están empezando a crear un verdadero monstruo, los remito al caso de Cuba y con más claridad: Venezuela.



Un buen día, dos diputados (cómo no) afiliados al partido del presidente y amparados por la impunidad que les da formar parte del nuevo PRI, cuestionaron la participación de ciertos atletas en los juegos Panamericanos de Perú 2019, una de ellas: Paola Espinosa, hablamos aquí del tema y la defendimos como creímos correcto, Paola nos ha dado infinidad de alegrías como mexicanos, con su esfuerzo, trabajo y sacrificio, en el deporte internacional no hay (o eso creo) temas de corrupción o de influyentismo y menos de que el hijo de tal sea el representante: en el deporte el mejor es el que representa, punto.

Los dos diputados que cuestionaron son gente que en su vida ha logrado nada, todo lo que tienen es gracias a sus apellidos y a lo que sus padres les pueden conseguir, son mediocres en grado sumo pero eso sí, habladores a más no poder, las redes se volcaron en mensajes de apoyo y dejamos claro que a nuestros atletas nadie los toca, porque los lentes aquí, significan que mi México me respalda, aclaro que no todos los mexicanos, nunca vi a Ana Gabriela Guevara defenderlos o siquiera comentar algo al respecto, pero cómo, si son sus compañeros de partido los que cuestionan, los atletas que coman mierda, son reemplazables, los compañeros de partido; no…

Juegos Panamericanos Lima 2019

Luego de decir, criticar y respaldar a los atletas (por el recorte de presupuesto) iniciaron los juegos panamericanos, no sin antes unas interesantes declaraciones de la titular de CONADE, Ana Gabriela Guevara, que además se había visto envuelta en un escándalo de corrupción ya la que algunos atletas le habían dejado ahí botado su trabajo, dejando a la delegación mexicana para representar a otros países, porque en México no hay apoyo (o eso denunciaron), la CONADE sabe que trata mal a sus deportistas que los  hizo de menos, los subestimó publicamente y lanzó un pronóstico mediocre porque el león, cree que todos  son de su condición:

Ana Gabriela Guevara pronostico lima 2019
Así subestimó e insultó Guevara a los atletas para Lima 2019



De nuevo, la base de personas comunes y corrientes como su servilleta, criticamos las declaraciones, nos indignamos por la forma en la que trataron a lo que entonces creíamos los pocos mexicanos dignos, los que se ganan todo chingándole y demostrando, no como ellos que están en esos puestos por palancas o favores y sobretodo, los pocos mexicanos que no tenían precio, los que no se venden, aunque ver a la misma Guevara comportándose así, nos debió de dar un norte de que ni los atletas eran incorruptibles, también son putas del sistema, también se venden barato.

Empezó la participación de la delegación mexicana en Lima y para nuestra sorpresa y orgullo, fue espectacular; en la Gimnasia Fabián de Luna e Issac Torres medallas de oro (esa es la participación que involucra a mi hermano, que no es ninguno de los atletas mencionados), medallas por aquí, allá y acuyá, los atletas le estaban demostrando a Guevara y a Obrador que se pasaban sus políticas por los huevos, a base de idem se estaban sacando de la nada, una actuación histórica que terminó con este medallero:

medallero panamericanos lima 2019
Tercer lugar y participación histórica para México



Todos creímos que con coherencia y vergüenza, Guevara se iba a callar ese hocico y López haría lo que siempre hace, soltar alguna frase ridícula y hacerse el menso cambiando de tema como siempre que no puede maquillar la realidad, mucho dudé que fuera echarle la culpa del éxito de la delegación mexicana a las administraciones pasadas, no, sólo los pedos son culpa de las administraciones pasadas (aunque él mismo los provoque) es el “cochinero” que le dejaron, lo bueno sí es de acá, no lo creí tan cínico como para hacer lo que hizo.

Guevara en una de las participaciones más patéticas y arrastradas, sólo superadas por Attolini y el Chapucero, le entregó una medalla al presidente por… pues no sé por qué, dijo que:

“en agradecimiento de este esfuerzo que usted hace por apoyar económicamente al equipo y entusiasmarlos”

¿El esfuerzo que hizo para quitarles 600 MDP de presupuesto, luego de que ella misma se quejó porque “no iban a poder pagar ni la luz” y cerrar el CDOM? ¿A ese esfuerzo se refiere?



El PRI de los 70’s

gustavo diaz ordaz
Él sí estaría muy orgulloso de López Obrador

Algo me quedaba muy claro, Guevara estaba usando el trabajo de los atletas para caravanear con sombrero ajeno, lambisconeándo al presidente que muy oportuno anunció premios para los atletas, claro cuando ya pasaron las cosas y no le queda más que hacer el teatrito, ahora sí, vamos a darles, vamos a regalarles, vamos a cuidarlos, vamos vamos y vamos y el mexicano con la memoria tan corta que siempre lo ha caracterizado, le aplaudió el numerito. Patético.

Regresaba el PRI de los años 70’s, cuando el presidente lo era todo, era la voz de la sabiduría, la luz que iluminaba las conciencias, la última palabra porque si no, guillotina, ya fuera de la que te cierra las puertas para trabajar o de la otra, la que terminaba con tu vida en un misterioso accidente, esa cultura podrida que tantos años le costó a mejores mexicanos acabar, la están recuperando estos viejos rancios, ayudados por las traiciones de mexicanos de segunda, agachones como en este caso: Guevara, aunque la lista es larga.

La sonrisa del presidente al recibir esa medalla que no sólo no se merece, sino que ni siquiera le importa, es para enervar a cualquiera, da coraje verlo sonriendo sosteniendo en alto algo en lo que se cagó, se limpió el culo y se volvió a cagar: el esfuerzo de los atletas, no de Guevara, no de su gobierno, no de sus diputados, no, de los atletas, sus entrenadores y familias, NADA MÁS.

Vuelta a lo mismo, las redes se incendiaron con la patética demostración de servilismo de Guevara, humillante hasta para una persona así de inepta, falta de dignidad y de amor propio, que se supone; tiene un deportista, ganó el hueso y el no quedarse sin chamba, hasta cierto punto se entiende; Guevara era una corredora, tampoco es que se vaya a ganar la vida corriendo a su edad, tampoco es como que haya estudiado mucho (sólo tiene la secundaria) ¿De qué va a vivir el resto de sus días? ¿Vendiendo tacos de canasta?*

*Podría dedicarle un libro a físico de la ex-atleta, pero no es el estilo de El Tepitazo juzgar a nadie por temas tan irrelevantes como su aspecto o su color. Aunque no se haga, querido lector; usted también lo pensó.

Lo que no me esperaba era que esa actitud permeara en los atletas, los verdaderos protagonistas de este relajo, los que defendimos con tanto encono, los que fueron tratados mal por sus tristes líderes, los que supuestamente sí tenían pundonor y amor propio, los que todo mexicano consciente de lo que está sucediendo esperaba ver desairar al presidente, no con groserías, no con provocaciones, pero sí con la clase que distinguió a algunos de ellos: no aceptar la invitación del que les ha metido el pie desde el primer día, contrario a eso, ahí estaba la delegación, aplaudiendo, agradeciendo y vitoreando al señor de las ideas truculentas, al creador de problemas, al que les quitó el presupuesto y a cambio de su trabajo y esfuerzo, les dio (si es que de verdad se los dan) migajas, hagamos una sencilla resta:

    • Reducción de presupuesto: 600 MDP
    • Costo de la casa del chino (integro para premios a los atletas): 120 MDP

No seré un físico nuclear pero los atletas siguen teniendo un déficit de 480 MDP ¡ALBRICIAS! ¡FESTEJEMOS! ¡VIVA AMLO!



Paola, ayyy Paola paolita

Ya en el colmo (si lo anterior no lo fue) una de las atletas insignia de esta delegación y me atrevo a decir que de esta generación: Paola Espinosa, declara esto en twitter:

Un líder que está envuelto en un escándalo de corrupción, que no tiene ni para pagar la luz, que tiene que cerrar instalaciones porque no es capaz de mantenerlas funcionando, pero sobretodo:

Un líder que no te tuvo fe, que no confió en ti y que pronosticó un fracaso para su delegación… si ese es el líder que satisface tus expectativas, no me extraña que creas que López es un buen presidente.

El Mexicano promedio

Ya para terminar, me dirijo al que me esté leyendo y le expongo mi conclusión al respecto:



El mexicano es mediocre por falta de educación y de principios, alguien con ideales firmes no hubiera lanzado semejante babosada como el tuit arriba mencionado (véan los comentarios al tuit).

El tema con mi hermano ayer fue lo mismo: Paola y mi hermano, dos atletas de alto rendimiento, acostumbrados a ganarse lo que tienen, coincidieron sin saberlo en lo mismo: El dinero, él me lo mencionó ayer “con lo que nos va a dar me voy a ir… a Tolkio” si se fijan bien, en el tuit de Espinosa pone: “ahora rumbo a Tokio”, pues qué más les da humillarse si ya les van a dar dinero y los van a llevar a Tokio ¿No?

Eso es lo que verdaderamente le importa al mexicano, que le den, no le interesa ser un arrastrado, perder su dignidad y verse como un salamero patético con tal de que les den, no importa si es el mexicano mediocre que recibe una beca de $1200 por no hacer nada o si es un atleta de alto rendimiento que se rompe el alma en cada entrenamiento para calificar a unos juegos olímpicos, ambos son de carácter similar; estirar la mano, agachar la cabeza y recibir la limosna, ya después trabajaré para quitarme el sabor a huevos de presidente de la boca o la hiel amarga de que me hagan de menos, me traten mal y me tengan en condiciones paupérrimas, eso no importa, nos  van a dar premios, bonos y nos van a llevar a Tokio, vender a México es barato comparado a lo que YO me voy a llevar.

Allanarle el camino a un dictador es un precio bajo ¡nos vamos a Tokio!

Ya le entendí a esto de la política, al presidente se le aplaude como foca, se le agradece la limosna, se le reconoce el “esfuerzo”, se le regala un reconocimiento, en pocas palabras: se le hace sonreír ¿Cómo se hace esto? Humillándose cuando sea necesario, despojándose del amor propio, olvidando el pundonor ahí en donde los pobres viven y haciendo de lado a toda esa gente extraña que me apoyó cuando lo necesitaba; chinguen a su madre, sólo son tuiteros, esos putos no me dan de comer, me apoyan de dientes pa’fuera no vi a ninguno sacar la cartera y apoyar de verdad (porque el apoyo es en dinero o no es), que se vayan a la chingada, yo ahorita agarro mi cheque, agarro mi viaje y lo que pueda, tal vez mañana no haya, pus a chingá para eso me rompo la madre diario, este es mi momento.

Hoy, 16 de Agosto del 2019, querido Tepicuate, le hago una profecía tipo las de Nostradamus, Paola Espinosa no tarda en retirarse (noveno lugar en Lima, ya no somos los de antes) y más tarde o más temprano la veremos de “comisionada de esto” o de “Diputada de tal” o “Encargada de la comisión de bla bla” ¿Quiere apostar? A eso es a lo que le tiran agradeciendo “de corazón” (*risas grabadas*) al presidente que les dé su limosnita cuando se portan bien o cuando no les queda de otra, esos son los atletas de México pero más que atletas, son los mexicanos, los que pusieron de presidente a un incompetente, porque les prometió la luna y las estrellas, los que no fueron a votar por apatía y los que luego de recibir un trato humillante, agradecen la dádiva, los que no tienen memoria ni dignidad.



El día que esa situación cambie, vamos a ser una potencia mundial, el día que antepongamos valor y pundonor al dinero; seremos ricos, el día que nos interese más el bien de todos que el propio, tendremos abundancia, mientras: sigan aplaudiéndole a la mediocridad, y si tienen valor; háganle un velorio a su dignidad, despídanla con honor y entiérrenlos juntos.

Pepe Sosa.

¿Te gustó? Acá hay más

¡Dispara!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *