Descubren que cuenta de Fernandez Noroña era falsa

todo el tiempo lo culpamos pero no... no es posible que esto sea cierto

México, en alguna colonia popular, 20 de junio de 2019.

Y es que no era posible que semejante basura de cuenta fuera propiedad y estuviera manejada por un Diputado; ¡Pero qué digo diputado!, de un señor adulto, ¡Pero qué digo de un señor adulto!, de una persona con cuatro centavos de educación, dos de sentido común y uno de madre, ¡UNO! de madre por el amor de dios.

La cuenta de twitter “@fernandeznorona” es una de esas cosas inexplicables que andan rondando por la red, una de esas cosas tristes y repugnantes que uno ve y piensa “quién estará detrás de esto, pobre, qué falta de atención” porque hay mucho muchacho triste en el mundo, vivimos en una sociedad que normaliza el mal actuar  o le busca una justificación, pero no por eso deja de ser triste. Esos muchachos bravucones y groseros, son los que más sufren, los que no conocen otra cosa que las agresiones y por eso llaman la atención así, es el único lenguaje que hablan, el de los pendejos.

Y perdone que me exprese así; mi querido tepicuate, pero es la pura verdad: la gente que no puede comunicarse racionalmente, es pendeja, no confunda usted la falta de escolarización y mucho menos el ser pobre o de “un barrio pesado” con eso, la educación se mama, es lo que nos dan en nuestras casas y lo que evita que estemos gritando en el cine, que tiremos basura en la calle o que nos estacionemos en el lugar del vecino, simple y llana educación.

Pues haga de cuenta que todo eso que dije y mucho, mucho más, es la cuenta “@fernandeznorona” una cuenta que si fuera un dolor; sería de huevos (o de muelas), si fuera una canción, sería duranguense y si fuera una comida, sería una guacamaya, así de nefasto y repulsiva es.

Manos a la obra

Es por esta razón que el equipo especial de investigaciones de El Tepitazo (EEIET), se dio a la tarea de (como su nombre lo indica) investigar qué había detrás de la cuenta esa, nos preparamos con crucifijos; ajo, estacas de madera, balas de plata, glade, agua con jabón, crema para hongos en los pies, crema para uñas amarillas y en general, todo lo que se nos ocurrió para combatir el mal y la suciedad de este mundo, cosa que sabíamos, íbamos a enfrentar tarde o temprano.

La sorpresa fue mayúscula cuando por fin pudimos medio hablar con el diputado Noroña, que todo hay que decir, no huele tan mal que como en las fotos y es que sus fotos son de esas que puedes hasta oler ¿Les ha pasado?

Según el intento de comunicación que tuvimos con él, concluimos que este señor no tiene la claridad de mente o las habilidades motoras necesarias para manipular un dispositivo móvil, ya no pidamos articular una frase o hilar una idea, eso sí, persigue a las mariposas de lo lindo, hasta sonríe y todo.

Y para que quede más claro el punto, procedemos a exponer aquí un fragmento de la… comunicación que tuvimos con el diputado.

El Tepitazo. Diputado Fernández Noroña ¿Podría usted contarnos por qué tan agresivo con los ciudadanos en Twitter?

Diputado Fernández Noroña. ughhh mffff! ekk ugggg!

ET. Perdón Diputado, no le entiendo nad…

DFN. UGGHHH EUFFFFM MFFF EEKK UGGGGA!!!!

ET. ¡Auxilio, ayuda le está dando un derrame cerebral al diputado!

DFN. UGGHHH AH AH EUGGGGG!!! *nos lanza sus excrementos*

ET. Errrrga qué asco, me largo de aquí.

Así que al estudiar los tuits en cuestión, se entiende perfectamente que no puede ser la misma persona, lo sabemos porque el de twitter a veces hasta escribe sin faltas de ortografía y todo, no puede ser el mismo, les dejamos algunas perlas de esa cuenta para clarificar aún más el punto.

Así le hablaba su papá a su mamá y él extrapola ese comportamiento para con los ciudadanos, sin contar el comentario con el que cierra, el que nunca fue nada sin sus gritos y sus sombrerazos, siente que se ganó la lotería, es evidente.

Se refiere a Laisha Wilkins, sólo un cobarde ataca de esta forma.

Aquí no sabemos si hablaba consigo mismo, puede ser.

La burla del que se sabe intocable porque su dueño está en la silla grande ¿Cómo llegó México a tener servidores públicos tan nesfastos?

Si quiere investigar por su cuenta el comportamiento de este supuesto servidor público, al que usted y yo le pagamos el sueldo con el que vive y se alimenta (si es que usted paga impuestos) le dejamos el enlace a la cuenta, aviso anticipado de que ésta causa dolor de cabeza, es hasta doloroso ver cómo se junta el fuero con la prepotencia, los prejuicios con la impunidad y los traumas de un hombre pequeñito con un cargo grande. Recuerde: No es culpa del indio, sino del que lo hace diputado. Haga usted sus cuentas.

No quiero ir a ver sus tuits, pero me estás obligando.

Conclusión.

Fake, la cuenta de Fernández Noroña  en Twitter es fake y está siendo injustamente vilipendiado, sencillamente no tiene la capacidad y es difícil por no decir imposible que el patético ser (o grupo de seres) que a diario insulta, amenaza, reta e increpa a los ciudadanos de esta nación sean ese mismo e insignificante hombre.

Agradecemos al partido Morena por permitir que una persona tan fuera de sí, se pueda ganar la vida… iba a decir honradamente pero es un diputado, así que dejémoslo en “ganar la vida” por sí mismo.

Reportó desde la cámara de diputados para El Tepitazo, Pepe Sosa.

¿Te gustó? Acá hay más

¡Dispara!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *