TEPITO ANTIGUO, TEPITO AMIGO

Hoy quiero compartir con ustedes, mis queridos lectores, algo que me llena de alegría, puede sonar realmente cursi pero se me hace un taco en la garganta de ver lo chido que es formar parte de una comunidad, no es el hecho de haber nacido en Tepito lo que nos marca, es ser como somos, gente leal, gente que ayuda al prójimo, gente que se preocupa por los demás y gente compartida, desprendida, alegre, dicharachera, rumbera y cómo no, brava.

Hoy navegando por la red, di de casualidad con una página de Facebook que me llamó poderosamente la atención, se trata de Tepito Antiguo, es una página llena de fotos, y publicaciones alusivas al barrio, como no podía ser de otra forma, estuve navegando con la boca abierta por sus fotos y publicaciones, vi con mucho agrado que les gusta Héctor Lavoe (mi ídolo) y los que me conocen sabrán cuánto estimo a “El Cantante de los Cantantes”, al grado de que mi primogénito lleva su nombre.

Con mucha reserva y arriesgándome a una negativa, contacté al dueño del sitio, el impulso que me hizo dar ese paso fue “si él ama al barrio tanto como yo, no le molestará porque sabe que nuestras razones son las mismas” porque así somos, si vemos a un carnal en necesidad, estiramos la mano, nos quitamos la playera para dársela o el taco de la boca para alimentarlo, por suerte, mi necesidad de ayuda no era tan extrema y me animé a enviarle un mensaje, solicitándole permiso para usar ocasionalmente, alguna de sus fotos.

La respuesta fue abrumadora, el amigo de Tepito Antiguo, no sólo me dio una respuesta rapidísima y positiva, sino que recomendó éste espacio en su página, ayudándome a llegar a mucha gente más, que con mis  medios actuales, me sería imposible llegar, no saben cómo tengo atoradas las palabras “de verdad, muchas gracias” en el pescuezo, algún día se lo voy a decir en persona, lo sé.

Mientras, dejaré ésta entrada como documento, como un registro histórico de el día en que “Tepito Antiguo” y “El Tepitazo” se conocieron y se hicieron amigos, porque vale la pena seguir trabajando por y para el barrio, vale la pena dar a conocer a su gente, sus costumbres y la verdad de lo que ahí sucede, ni Tepito Antiguo o El Tepitazo, quieren tapar el sol con un dedo, estamos conscientes de la problemática que existe en nuestro querido barrio, y por lo mismo, queremos ayudar y cooperar para que mejore, para que regrese a lo que era antaño y podamos caminar por sus calles libres de muchos problemas que hoy las aquejan.

Quiero finalizar agradeciendo fuertemente al creador de Tepito Antiguo, que hizo de un día como cualquier otro, un día especial y que recordaré por mucho tiempo, estoy seguro que en algún tiempo, veré ésta entrada y sonreiré, recordando por qué me da orgullo ser de Tepito, donde siempre, siempre, hay una mano amiga a la cual te puedes aferrar, para salir adelante. Gracias.

Pepe sosa.

¿Te gustó? Acá hay más

¡Dispara!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *