[Con el Deforma] ¿Cómo pedir estas 5 deliciosas comidas para que no engorden?

Come lo que quieras, todo es cero calorías si lo sabes pedir

México.- En diversas ocasiones nos hemos topado con lo increíble, un niño que hace dos segundos lloraba como si se hubiera partido la pierna en 23 pedazos sonríe y sigue jugando solo con un beso de su madre en la zona del golpe, cuántas historias de medicinas placebo conocemos que han curado gravísimos padecimientos como el mal de ojo o la garrotera, pues esta técnica aplicada a la alimentación está dando resultados, alimentación placebo.

Científicos de la Universidad del Claustro de San Jaime Palillo, han concluido que la forma de pedir la comida, afecta directamente a nuestra percepción cerebral, provocando un desequilibrio en el metabolismo provocando que éste, no absorba la cantidad de grasa total que debería.

¿Qué sucede cuando uno pide una hamburguesa triple con papas fritas?” Nos cuestiona Roberto Miranda, investigador en jefe de la unidad alimenticia del Claustro de San Jaime Palillo, “que tu mente en automático entra en un estado de ansiedad, porque sabe que te vas a zampar una tremenda cantidad de calorías que a la larga se traducirá en lonjas y papada“. Nos responde, él mismo.

Pero ¿Qué sucede si en lugar de eso pides una cama de lechuga con tres croquetas de proteína, acompañada de jitomate, mostaza, envuelto en un elaborad de polvo de molienda, sal, agua y levadura amasado y horneado, con un acompañamiento de fina ralladura de solanum tuberoso sofreído?

Evidentemente eso no suena a grasa, calorías o culpabilidad y tu mente bloquea ese sentimiento, provocando así que disfrutes tus alimentos sin preocupaciones y que además tu metabolismo se acelere permitiéndote mantener tu figura de 20 años hasta los 65 o 70 sin hacer más ejercicio que tus movimientos normales de caminar al baño y de regreso a la silla frente a tu computadora

Dado que la teoría es válida, nos permitimos traducirte 5 deliciosos platillos para que los pidas de forma correcta, los disfrutes sin remordimientos y mantengas esa figura que tanta agua con chía y licuados de plátano con avena te ha costado.

Aquí las instrucciones básicas.

1. Pizza:

Polvo de molienda y agua pura, cuidadosamente amasado y horneado con una superficie de salsa de tomate y especias finas; encima de la salsa un espejo de caseína, lactosa y sales inorgánicas caillé y madura, sin suero; acompañada de delgadas rodajas de embutido embuchado y curado, como ingrediente final: finos trozos de piña esparcidos.

2. Tacos al pastor:

Deliciosos trozos de producto cárnico de porcino con ternera, marinada en una fina salsa de achiote, especias y chiles rojos molidos, puesta sobre un aplanado circular de agua y maíz con sal servido en forma de rollo, acompañado de cilantro y cebolla finamente picados, opcionalmente se le agrega piña y una mezcla al gusto de comestibles desleídos y triturados que condimentan y complementan el sabor del rulo.

3. Pozole:

Caldo en base a gramíneo variedad cacahuazintle, como ingrediente secundario se le pueden agregar hebras de ave tierna o en su defecto, cárnico porcino cortado en trozos pequeños, acompañado de lechuga cortada en tiras pequeñas y rodajas de rábano. Este caldo se acompaña con un aplanado de maíz horneado o sofreído, untado con alimento pastoso derivado vacuno. Para complementar la preparación, se agrega orégano al gusto, limón y cebolla en finos cuadros.

4. Tamales:

Atado de cocido al vapor, relleno con hebras de ave o porcino, acompañado de salsa verde, roja o un compilado de varias salsas hechas en base a chiles y especias finas. Para su variedad dulce puede ir acompañado de piña o uvas secas, normalmente complementado con un brebaje cocido y diluido en agua o lactosa.

5. Barbacoa:

Carne de cabra o cordero, especiada y envuelta en penca de maguey, cocida en su jugo al horno de piso, calentada con piedras provenientes de un lecho de agua. Se acompaña con una variedad de salsas y un plato de jugo de la misma carne integrado con garbanzo y arroz cocido. Se sirve usualmente en rollo o en una fuente puesta en el centro de la mesa.

Desde la redacción de El Deforma El Tepitazo, solo nos queda esperar que esta información te sea útil y contribuir de esta forma a mejorar la salud de nuestros lectores, para que puedan comer de forma sana y sin preocupaciones o remordimientos ¡Buen provecho!

Por Pepe Sosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.