VIERNES… ¿SANTO?

Hoy queridísimos lectores me levanté muy tempranito y todo ¡Gracias a dios! A día de hoy seguimos ‘celebrando’ su muerte y eso significa que no hay trabajo, que todo cierra, que no se come carne (jódanse taqueros y carniceros) y que nos podemos levantar tarde y rascarnos las bolas todo el día si así lo decidimos, yo, por otro lado como soy un tipo que se quiere enterar e informar, en vez de quedarme a perder el tiempo, salí a la calle a preguntar por qué el día de hoy es tan especial para todos, a continuación les muestro el resultado de algunas platicas muy interesantes…

Lugar: Iglesia de la resurrección del Cristo que fue clavado en la cruz por un romano cabrón. A la entrada del templo de tan pintoresco nombre; 7 de la mañana, veo a un hombre cargando una enorme cruz, tiene en la cara un gesto de tristeza que yo creo, es sincero.

Juan Pérez.- Buenos días señor, mi nombre es Juan Pérez y me gustaría hacerle un par de preguntas ¿Me regalaría dos minutos de su tiempo?

Señor Compungido.- No, no, a la chingada, no compro nada… (Me da la espalda)

JP.- No señor, creo que se ha confundido, yo no trato de venderle nada, me gustaría saber por qué se encuentra aquí, afuera de la iglesia, si está cumpliendo una ‘manda‘, si viene a bendecir su cruz, o el por qué de su presencia aquí afuera del templo.

SC.- ¡Haaa! es que Cristo nuestro señor, hijo de Dios, sacrificó su vida en la cruz por nosotros, alabado sea, gloria a él en las alturas… (Quiere decir más cosas pero lo interrumpo)

JP.- Sí claro, pero ¿Exactamente a qué viene usted a este templo? ¿A celebrar este día tan especial? ¿A alabar a Cristo? cuénteme un poco…

SC.- Cristo nuestro rey murió en la cruz por nosotros, hizo el sacrificio máximo, alabado sea, bendito su nombre…

JP.- Entiendo… muchas gracias por su tiempo señor…

Me alejo de la entrada de la Iglesia de la resurrección del Cristo que fue clavado en la cruz por un romano cabrón, con un sentimiento de incredulidad ¿Será acaso que esta gente no sabe por qué exactamente esta aquí? ¡Na! es solo ese señor que esta tan fanatizado que no atina a hilar palabras coherentes, no sabe expresar su razón y por eso se dedica a bendecir a dios, claro, es eso… Pero, fue muy grosero al principio, ¡No entiendo nada! esta gente ¿Es o no es? En fin, preguntaré a aquella señora que trae la cabeza tapada al estilo de la Virgen María…

Juan Pérez.- Señora, buenos días, mi nombre es Juan Pérez y me gustaría preguntarle algo ¿Me regalaría dos minutos de su tiempo?

Señora Tapada.- Claro que si amable caballero, pregunte usted…

JP.- (Asombrado por la amabilidad de la señora) ¿Sabe usted que se celebra hoy?

ST.- Sí señor, hoy es el día más triste para los cristianos, se celebra el viacrucis que son las diferentes etapas vividas por Jesucristo desde que fue aprehendido hasta su crucifixión y posterior sepultura…

JP.- (Realmente asombrado porque sí existe alguien que sabe lo que se celebra hoy) Ya veo, y usted señora a qué viene a éste templo ¿Es su templo de todo el año? Tengo entendido que el viacrucisempieza más tarde, la representación y todo eso, tengo entendido también, que hoy no se celebran misas, así que me da un poco de curiosidad saber qué hace tanta gente aquí.

ST.- ¡Hay señor! ¡Si yo le contara! Realmente estoy aquí porque mi hijo tiene un amigo, este amigo robo un mini-súper hace como dos años y prometió participar activamente en la representación si lo dejaban salir bajo palabra, usted sabe, una ‘manda‘ que le dicen, mi hijo acompaña a su amigo y yo a mi hijo, aunque realmente lo que yo quisiera es irme a dormir…

JP.- ¿Y qué papel va a interpretar el amigo de su hijo?

ST.- Me parece que es un centurión muy importante, no sé si es Longinos pero creo que sí, mírelo es aquel que esta allá al fondo… El de los brazos y el cuello tatuados ¿Lo ve?

JP.- Claro que sí, es muy llamativo un centurión romano con la leyenda “Mi Vida Loca” tatuada en el estómago, pero cuénteme señora ¿Sabe usted más de esta celebración? No es fácil encontrar gente que realmente sepa a lo que viene, la gran mayoría vienen por que los traían de niños y lo tomaron como una tradición.

ST.- Le puedo contar que la procesión consta de 14 etapas, las cuales empiezan en la condena a muerte de Jesús y terminan con su puesta en el sepulcro, le puedo contar también que existe un viacrucis bíblico algo diferente al tradicional, éste comienza con la agonía de Jesús en el huerto de los olivos y termina con la bajada de Jesús de la cruz y su puesta en el sepulcro, al igual que el viacrucismás tradicional consta de 14 estaciones.

JP.- Imagino que usted es una gran devota, sabe muchísimo de todo esto, qué gusto me da encontrar un Cristiano de verdad (Me interrumpe la señora).

ST.- ¡Que va! Si yo no soy religiosa, cristiana, católica ni mucho menos, yo sé de todo esto porque en mi casa no tengo cable, así que tengo que chutarme “Ben-hur”“El rey de los judíos”“Cristo súper estrella” y todas esas películas que año tras año pasan por el canal 5, imagínese ¡Desde que era soltera es lo mismo!

JP.- (algo decepcionado) Ya veo, y por qué cree usted que toda esta gente que sí es religiosa esta aquí, ya me quedó claro que usted acompaña a su hijo, que usted no es religiosa y que preferiría estar durmiendo ahora mismo, sin embargo sabe mucho más de todo esto y es mucho más educada que cualquier religioso de aquí exceptuando al pastor creo yo.

ST.- Realmente no lo sé, pero me imagino que yo no tengo nada de qué arrepentirme, he vivido mi vida sin molestar a nadie, así que no necesito el perdón de nadie, en segunda, no tengo apasionamientos así que no me afecta que alguien crea o no en esto, soy más bien neutral, si quieres creer por mi está bien, si no, también, es ridículo cuando uno ve la hipocresía de un religioso que está hablando todo el día de el amor de Cristo, de las bendiciones y todo eso y cuando alguien no cree en lo mismo que ellos se convierten en algo peor que el diablo, y ¿Sabe por qué es peor?

JP.- No, dígame por qué.

ST.- Porque el diablo no tiene permitido matar, ni hacer daño a nadie, así que él usa el engaño, el truco y la mentira para hacer pecar a los humanos, en cambio estos religiosos usan su propia mano y medios para lastimar, sobajan y condenan a aquel que no comparte sus creencias, es realmente un caso de estudio ¿No lo cree usted?

JP.- Sí señora, creo que a la iglesia le haría más bien gente como usted, que los verdaderos fanáticos religiosos e iracundos de siempre, es usted muy amable, le agradezco su tiempo y espero que le sea leve, que pueda ir a descansar a su casa muy pronto.

ST.- Muchísimas gracias, y recuerde, para llevar la fiesta en paz, lo mejor es callar y asentir. (Me lanza una sonrisa de complicidad que le devuelvo, más lleno de ilusión y fe en la gente que nunca)

Decido irme de la Iglesia de la resurrección del Cristo que fue clavado en la cruz por un romano cabrón, que es un templo cristiano y me dirijo a “La Iglesia de todos los Santos, Mártires de la adversidad”, que es un templo católico… Llego a la iglesia y hay mucha gente afuera comprando buñuelos, tamales, burbujitas, globos y muchas cosa que se venden por ahí, me viene a la mente la imagen de Jesús tirando puestos y pateando vendedores, ya saben queridos lectores, aquella famosa escena de cuando los corre del templo de su padre.

Encuentro a un señor con cara de estar harto y me dirijo a él.

Juan Pérez.- Buenos días señor, mi nombre es Juan Pérez ¿Podría hacerle un par de preguntas?

Señor Harto.- (Desconfiado y distante) Sí, dígame.

JP.- ¿Qué se celebra hoy?

SH.- ¿Pero no lo sabe? ¡Hombre! Es el viernes santo, hoy se celebra que Jesús ascendió al cielo y se da una misa espectacular con show incluido, una pastorela muy bonita, comida, bebida y en general una verbena increíble, habrá payasos y concursos.

JP.- Esto… disculpe pero creo que está usted equivocado, hoy se celebra el viacrucis de Cristo, no se dan misas y no es una pastorela señor, es una representación de las estaciones del viacrucis, usted sabe, las tres caídas… La crucifixión, el sepulcro…

SH.- ¡Hay no sé! El chiste es que no fui a trabajar y mi esposa me dijo que había que venir, yo vi unos ahí vestidos como de soldados Mayas y creí que era la pastorela, se me hizo raro que no he visto al pingo, pero creí que andaría por ahí.

JP.- Debo entender entonces que usted no es religioso ¿Cierto?

SH.- ¡Claro que sí! hombre ¿No estoy aquí parado afuera de la Iglesia? ¿El otro día no me pusieron ceniza en la frente? ¿No la traje todo el día (refiriéndose a la ceniza)? En navidad ¿No le regalo cosas a mis familiares? ¿No como pavo y romeritos? ¡Por supuesto que soy religioso!

JP.- ¿Cuándo fue la última vez que se confesó?

SH.- (mas H que nunca) Mire no tengo por qué darle explicaciones, yo cuando el otro día choqué y me tuvieron que llevar al hospital, recé mucho, oré y pedí por mi salud, después salí caminando de ahí, así que no me diga que no soy religioso y que no me confieso porque me ofende usted, señor.

JP.- Discúlpeme, no fue mi intención ofenderle, muchas gracias por su tiempo, que pase buen día…

Aclarado: éste hombre solo es religioso cuando el día no es laboral, cuando necesita algo o está en algún problema, es gracioso ver como la gente cree que es así de fácil, pedir y recibir, lo siento por los médicos que lo atendieron, tanto estar estudiando y quemarse las pestañas para que todo el crédito lo recibiera Jesús.

A lo lejos escucho a alguien hablando por un micrófono, creo que está empezando la procesión, mejor me voy a mi casa a escribir la entrada del día de hoy, realmente no sé si fue productivo el haber venido a esto, salvo por aquella señora, no saqué nada de aquí… ¿O sí? Mañana no saldré de mi casa porque es ‘sábado de gloria’, seguro me empapan como el año pasado, todos esos religiosos lanzándose agua unos a otros porque así lo hicieron los discípulos de Jesús ¿No? osea cuando él se levanta del sepulcro, ellos se ponen tan contentos que van a comprar globos, los llenan de agua, algunos traen cubetas (Marcos trae una Super Soaker) y comienza la fiesta o… ¿Eso es otra cosa que inventó un ocioso para ‘celebrar’? Ya no lo sé, cuáles son tradiciones reales y cuáles son pura frivolidad, en fin, ésta es la naturaleza humana, sacar provecho de todo, días de descanso que no lo deberían ser, subida de precios a mariscos por que es ‘lo único‘ que se puede comer, gastadero de agua e ir en contra de todo lo que supuestamente Jesús les enseño, algún día se darán cuenta de lo hipócritas e ignorantes que son, mientras, aquí estaré escribiendo y tratando de abrir mentes, los corazones se los dejo a los cardiólogos.

¡He dicho!

Por Juan Pérez, 22 de Abril de 2011

¡Dispara!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *